Jsdiez | Prepara tu DSLR para una grabación profesional

  • 27 Oct


  • Jesús S.D.

Prepara tu DSLR para una grabación profesional

Desde que se ha extendido el uso de las cámaras DSLR en la grabación de vídeo han surgido muchos interrogantes sobre la mejor configuración para optener óptimos resultados.

Exite la posibilidad de grabar en RAW y así facilitarnos la corrección del balance de blancos y la exposición postriormente pero de eso ya hablaremos en otro post.

Me voy a tirar a la piscina y voy a contaros el workflow previo que ejecuto a la grabación. Estos son los puntos:

  • – Encuadre y selección del objetivo
  • – Configurar el perfil para vídeo
  • – Calibrado de balance de blancos
  • – Seleccionar el diafragma
  • – Velocidad/ISO

Encuadre y selección del objetivo

El por qué de empezar por el encuadre no es más que por obtener la temperatura de color e iluminación con la que vamos a trabajar.

Antes de configurar cualquier parámetro debemos elegir el objetivo ya que así evitamos que la dominancia cromática que las lentes suelen teneer nos afecte al balance de blancos.

En caso de necesitar poner un filtro hay que hacerlo en este punto. Nunca hacerlo después del balance de blancos.


Configurar el perfil para vídeo

Este es uno de los puntos más importantes. Seleccionar un perfil incorrecto nos acortará el rango dinámico de color.

Dependiendo de la cámara con la que trabajemos tendremos diferentes opciones, os lo voy contar desde mi experiencia, así que os diré como hacerlo en la Canon 7D y 5D, y en la Nikon D810.

Canon cuenta con un perfil desarrollado por Technicolor llamado cinestyle que puedes descargar desde su propia web. Este no es solamente una configuración de parámetros tales como la saturación, la nitidez… sino que mediante la aplicación de una curva LOG en forma de S invertida nos devuelve un vídeo sin ningún tipo de contraste aplicado desde el procesador interno de la cámara.

Para la D810, Nikon a añadido una nueva opción en “Picture Control” llamada Flat. Seleccionando este perfil conseguimos una disminución del contraste de la imagen similar al cinestyle pero para conseguir un resultado similar hay que modificar los parámetros de contraste a un valor de -2 y el de saturación a -1. Así conseguimos un rango dinámico similar al perfil para Canon.

Al leer sobre el tema para escribir este post, me he encontrado que hay un perfil para Nikon llamado Cineflat que se puede descargar de forma gratuita. Aún no lo he probado, en un futuro postearé los resultados.


Calibrado de balance de blancos

Como norma obligatoria que siempre se debería seguir cuando hacemos vídeo, es que nunca utilicemos el balance de blancos en modo auto mientras que no trabajemos en RAW.

Para ello utilizaremos una carta de gris neutro subexpuesta un paso para tomar nuestra imagen de referencia a usar en nuestro balance de blancos en modo personalizado.

Sí disponemos de un monitor calibrado correctamente en el momento de la grabación podríamos ver el resultado y así posteriormente corregir la dominancia de color que nuestro sensor tiene (dependiendo de la marca de la cámara tiende hacia una tonalidad), en caso contrario lo podremos solucionar en postproducción con una sencilla corrección.

Cada vez que cambiemos de objetivo hay que realizar de nuevo el WB.


Seleccionar el diafragma

La selección del diafragma en unas condiciones de luz ideal esta sujeta a la profundidad de campo que nos interese. Ya sabéis que con una abertura mayor nos proporciona una profundidad de campo menor y al contrario, según cerramos el diafragma conseguimos mayor profundidad.

A la hora de elegir el diafragma prefiero seleccionar un valor “original” o múltiplos evitando los tercios, esto nos proporcionará una imagen con mayor nítidez.

Escala de diafragamas en tercios


Velocidad/ISO

La velocidad, aparte de restringir la cantidad de luz que entra al sensor, influye sobre la nitidez que va a tener los elementos en movimiento, con una velocidad baja obtendriamos elementos borrosos por lo que recomiendo el uso de valores superiores a 1/60 y nunca superiores a 1/125 porque perderiamos la fluidez del vídeo. En general, la mayoría de las DSLR no permite que utilicemos un valor inferior a 1/30 para evitar que se acentue efecto de brrón.

Según el número de fotogramas por segundo que configuremos para nuestro vídeo podríamos tener una restricción en la velocidad de obturador. Por ejemplo en la Nikon D810 al configurarlo a 60 fotogramas/seg. no permite usar una velocidad inferior a 1/60.

El último parámetro que configuro es el ISO y para ello sólo tengo en cuenta que el valor siempre debe de ser superior a 160 para aprovechar


A toda esta configuración habría que añadir el modo de foco que vamos a utilizar que principalmente dependerá de las opciones que nos proporciona nuestra cámara ya que en algunas cámaras tendremos que trabajar con el foco manual y con otras (muy pocas a día de hoy) podríamos trabajar con un enfoque automático muy fluido.

Tags
Recent Comments
Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *